Skip links

Guarda tu corazón y anímate!

Guarda tu corazón y anímate!

Han pasado tantos días que ya no recuerdo en qué día estoy, todas las mañanas me levanto pensando en qué puedo hacer para que el día sea productivo. Guarda tu corazón y anímate!

Abro la ventana, para tomar un poquito de aire, la luz me anima un poco, aunque ver las calles vacías y las ventanas de en frente cerradas, me da un poco de nostalgia.

Paso a la cocina, a buscar un poco de café, pero la leche parece ser que va a dañarse, empiezo a buscar mis frutas o vegetales. para ver si todavía se pueden comer, “antes no tenía estos problemas”, pienso de inmediato, pero venga, ¡anímate!.

Me vuelvo a decir: “Este día tiene que ser el mejor, o bueno, mejor que ayer”.

Continuo, hago el desayuno, lo dejo guardado en el microondas, mientras voy por una ducha rápida, bueno, “ahora sí podemos empezar el día”.

Empieza el momento favorito de muchos, la hora de desayunar, y de la nada:  escucho una tonada de llegada de mensajes del móvil en carrusell.

Ultimamente como que se han acumulado, ¿no?, bueno habrá que ordenarlos, en orden de prioridad!.

Empezamos el Teletrabajo, esa palabrita tan sencilla que parece, puede convertirse en un enemigo mas, para que el día sea el mejor (entre risas), pero no lo conseguirá.

Llega el momento de enfrentar ese enemigo, y es que sabes, te entiendo completamente, no sabemos ni por dónde empezar, aparte, tenemos la lista de videollamadas en el calendario para coordinar con el equipo de trabajo.

Y ni que hablar de la comunicación, ¡en mi vida, había dicho algo que se entendiera en todos los idiomas, con todas las variantes y definiciones que se puedan entender!.

Todo esto y más quisieron ensañarse en el ring de mis pensamientos y nada de guardar el corazón hasta ese momento.

Pero sin mas, fui al baño, “el lugar más inspirador del mundo”, me miré en el espejo y me dije: ¡Ya basta!.

Era una pelea interior, en el cual lógicamente, no estaba ganando, tomar aire y contar hasta el 10, ayuda un poco, pero esto, funciona mejor, cuando vienen pensamientos de tregua, mensajes de amor.

Esos mensajes que te dicen: “Todo va a estar bien, no estás sola, todo esto mejorará, ya podrás volver a reunirte con esas personitas que hacían que tu día mejorará”, es supervivencia, y los tienes siempre.

Guarda tu corazón, por favor.

Hay un mensajito que se me ha quedado guardado en el corazón y es:

Sobre todas las cosas cuida tu corazón,
porque este determina el rumbo de tu vida.

Proverbios 4:23 (versión NTV).

Quiero ser un poco extrema en esto, por qué de la misma manera que te he contado la mitad de mi día, puedo imaginar que batallas con muchas actividades, estando en casa.

Cualquiera pensaría: “Pero estoy en casa, puedo descansar y ya está”, pero NO ES TAN FÁCIL.

Y sobre todas las cosas (tareas, trabajo, limpieza de la casa, alergias, tiempo en familia, problemas cotidianos del día) está un corazón, mente, y cuerpo palpitando. 

Batallando con una nueva experiencia de vida y cuidar el corazón no es la prioridad, tal vez nunca lo ha sido.

Pero qué hace que no lo sea, déjame decirte: Tú misma, si, uno mismo es quién peor se juzga.

Pero entonces, ¿cómo lo cuido?.

Guardando tus pensamientos, animándote, cuidando todo lo que pasa por tus sentidos y no te está sumando a un equilibrio emocional.

Cada pensamiento que tienes no va a poder ser evaluado a 100%, pero si podemos tratar de cuidarnos como si fuera lo más importante en este mundo porque eso va a DEFINIR Y DETERMINAR el rumbo de nuestra vida.

Al final del día podrás ver si los resultados cambiaron o siguen igual, y yo apuesto a qué algo va a pasar.

No quiero hablar más, porque siempre quiero que mis escritos sean cortos, pero me reto a que el siguiente lo sea, te invito a apoyarme en eso.

Gracias por leer hasta aquí, volveremos con más episodios de Guarda tu corazón y anímate. 

Quiero animarte a unirte a esta INICIATIVA de cambiar el chip de tus pensamientos y puedas compartir con todos nosotros lo que ha pasado en tu día y te ha sorprendido.

Puedes dejarnos tus escritos, por nuestro correo: hola@vidapasionada.es o por nuestro Chat que lo tienes 24 horas. 

Por favor, cuéntame cómo estás, quiero leerte.

Un abrazo, muy pero muy fuerte.

Katherine Saldarriaga.

 

Únete a la discusión

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Return to top of page

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies